La etiqueta femenina: traje coctel

11 Nov

Son muchas las ocasiones en las que somos invitados a celebraciones en las que el protocolo más común se nos escapa de las manos. Reuniones especiales y poco usuales en nuestra agenda, que en la mayoría de las ocasiones nos suelen dejar con el “armario vacío”. Vacío y no precisamente por la inexistencia de ropa sino por la dificultad a la hora de elegir cuál es el modelo más acertado y políticamente correcto para tal evento.

El vestido cóctel suele ser uno de los protagonistas de estas situaciones, en las que las mujeres solemos confundir este tipo de prenda con un simple vestido o traje corto. Y debemos dejar claro que no es lo mismo ni mucho menos.

 

El traje de cóctel o vestido de cóctel, podríamos decir que se sitúa, en elegancia, entre el traje de noche y el vestido corto, aunque no siempre es así ya que el ser humano es impredecible y más aun en lo que se refiere a la moda. A diferencia del vestido corto, suele ser más elegante puede llevar pedrería y otros detalles de lujo, y el largo suele ir hasta la rodilla o un poco por debajo de la misma. Hay autores que equiparan el vestido corto y el traje de cóctel como una misma prenda.

Los de satén son muy utilizados, aunque el tejido utilizado depende, en gran medida, de la temporada para la que sea desde la lana hasta el algodón o el lino. El carácter de “elegancia” del vestido se verá muy influido por el lujo en sus telas con bordados o pedrería, ya que puede servir como prenda de gran etiqueta, para acompañar a un frac o esmoquin, o puede ser una prenda de media etiqueta, con tejidos y diseños más sencillos, para acompañar a un traje oscuro de corte clásico.

 

“El vestido de cóctel es el que mejor combina con todos los horarios y ocasiones”

Lo mismo que ocurre en la mayor parte del vestuario femenino, y empieza a ocurrir cada vez más en el masculino, los diseños están muy marcados por la moda. Los escotes suelen ser discretos, y las espaldas poco descubiertas. Aunque está permitido prácticamente todo, lo mejor es mantener un corte clásico. Los diseños son bastante diversos y dependen del gusto personal de cada mujer; pueden ser con discretos escotes, tirantes o con la espalda descubierta. Hay que tener en cuenta que los colores durante el día son mucho más atrevidos o llamativos que para la tarde-noche.

Los complementos  pueden permitirse el uso de joyería y bisutería de atrevidos diseños. También los sombreros y tocados admiten elegantes combinaciones y diseños originales (siempre acordes con el traje). El bolso recomendado, es el de mano, pequeño, y que puede ser de materiales muy diversos como el metal, carey o tela con pedrería

Los zapatos de media altura aunque dependiendo del momento y de la ocasión podremos aumentar o disminuir la altura del tacón. La norma imprescindible es que sea a juego con el vestido. Los bolsos preferiblemente pequeños o medianos, de muy diversos materiales sin forzar ninguna situación. Siempre es mejor vestir medias, pues hacen más bonitas las piernas de las mujeres disimulan imperfecciones y dan un toque de sobriedad y elegancia. Hay que evitar utilizar lentejuelas, plumas y diseños más apropiados para la noche. El maquillaje discreto, pero puede optarse por colores más atrevidos y vivos que los utilizados para la noche.  Dando siempre nuestro toque personal en todos los casos pues los clones no tienen porque tener estilo.

“La moda caduca pero el estilo jamás” 

Coco Chanel


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: